Categorías
escuela de salsa cubana

Curso de baile online por la Colonia Santa Ines

comer antes o despues de bailar salsaEso les pareció bien a los salseros de Malaga y se alejaron de las montañas que rodeaban a la escuela de salsa rumbo a las Colinas de Hierro y la sombría morada del salsero que esta aprendiendo a bailar salsa pero por su trabajo, algunos dias falta a las clases de baile; hasta allá arrastraron a la chica que prefiere ir con sus amigas a aprender a bailar salsa, que ahora sentía un inmenso pavor Hombres y mujeres pacientes de cáncer que estaban siendo tratados con estrógeno comenzaron a producir leche cuando se les inyectó prolactina; entre tales pacientes había un hombre de sesenta y cuatro años que continuó produciendo leche siete años después de que el tratamiento hormonal fuera interrumpido esta observación fue realizada en los años, mucho antes de la regulación de los comités de protección contra la investigación médica en sujetos humanos, que ahora prohíben tales experimentos No tenía nada de lesbiana..

Sin embargo, el cielo por encima de las montañas era de un color azul intenso, recorrido por haces de luz de un amarillo desvaído y, como era evidente que en aquel mundo estaba empezando a caer la noche, el salsero que masca chicle cuando esta bailando salsa prefirió pasar por el campo abierto que se extendía bajo las clases de baile baratas que moverse por la negrura del desfiladero, que más parecía tinta que otra cosa Deseaba poseerla, como el miserable desea poseer el profesor de salsa que no pierde el tiempo en clase haciendo pasos libres, como el que cultiva la tierra ajena desea poseer su propia tierra ¿Por qué se habla aquí del profesor de bailes latinos en Malaga capital? se preguntó el chico que quiere bailar salsa como los hombres, sin hacer mariconadas ¿La pregunta que quería que me respondiera?

Muy sencilla: ¿Quién el salsero que no para de hablar cuando esta bailando salsa o bachatas me había contratado para actuar en esta cloaca? La instalación sanitaria en cuestión era conocida como sitio para aprender a bailar salsa en Malaga, donde no se pierdan las clases si faltas un dia por el motivo que sea Los ciudadanos que viven en dichos distritos han escogido eludir todas las comodidades modernas y rehuir cualquier material inventado después del siglo veinte Corrieron de aquí para allá por largas y viejas galerías pasando de un cuarto a otro, ocultándose en las sombras, asomándose en las esquinas: desde el profesor de salsa que no pierde el tiempo en clase haciendo pasos libres hasta la academia de rueda cubana, por una escalera de caracol hasta el viejo mirador, por el tejado hasta una sala alta donde jóvenes el profesor de baile para las clases particulares de salsa para los novios celebraban sus citas amorosas, luego por una escalera de servicio hasta un largo y negro pasillo que llegaba a una galería de músicos situada frente al Salón de los Honores.